Hace algo más de cuatro años que decidí abandonar Facebook, los motivos fueron varios y la red social no me aportaba todo lo que necesitaba. En esos momentos muchos realizaron varios intentos para que no abandonara Facebook, cosas como si no tienes un perfil no eres nadie, o estas fuera, justificaciones que no tenían consistencia alguna.

Una red social es eso, la palabra lo dice, cuando no te proporciona nada a nivel personal y  mucho menos a nivel profesional, decides dejarla a un lado. Muchas fueron las promesas de Facebook que se han quedado en nada y los últimos escándalos que le rodean no son nada beneficiosos y dejan un aura de fracaso.

De manera personal voy a añadir que soy de los que les gustaría ver caer a Facebook, que durante estos años no ha sido otra cosa que un patio de colegio, o aún peor, un patio de instituto donde parece que todo vale, es la red social que más denuncias entre usuarios ha provocado ya que muchos no han llegado a entender el significado de privacidad o incluso hacer un buen uso de lo que supuestamente es el anonimato.

En el año 2014 los investigadores de Princetown University, anunciaron una debacle de la plataforma para el año 2017, no acertaron pero se quedaron muy cerca, ya que este año 2018 parece ser el año en el que Facebook puede perder la mayor parte de sus usuarios.

El director de la revista de comunicación COMEIN y profesor de comunicación corporativa en la UOC Ferran Lalueza nos los explica muy claro en su artículo “La caída de Facebook y (II)” , donde expone siete factores para la caída de la red social y con el que no puedo estar más de acuerdo. Facebook pierde usuarios, aunque la cifra no sea muy significativa, todo indica que durante este año irá creciendo exponencialmente, con lo que la plataforma perderá a muchos de sus usuarios.

Hace unos días hablaba de VERO en esta misma web, y el futuro de las redes sociales pasa por un modelo que plantea esta red social, sin algoritmos, ni bots y menos publicidad, donde los usuarios tengan una libertad con la que se sientan a gusto.

No podemos hablar del fin de Facebook, pero seguramente estemos delante de la pérdida de una hegemonía dentro de las redes sociales, pero para ello Mark Zuckerberg ya se ha puesto las pilas al comprar Instagram, aunque ya vamos viendo parte de Facebook en esta red social, algo que está empezando a molestar a muchos usuarios.