La compañía opera una constelación de 200 satélites de observación de la Tierra que pueden obtener casi un millón y medio de imágenes al día cubriendo una superficie de 300 millones de km

La misión de Planet es indexar el cambio físico en la Tierra de la misma forma que Google lo hace con la información disponible en internet.

En su misión de hacer visible y accesible el cambio global, la compañía aeroespacial y de análisis de datos Planet, ha conseguido cubrir el 100% de la masa continental de la Tierra con su constelación de 200 satélites de observación de la Tierra. La constelación de la compañía, la más grande de la historia, cubre una superficie de 300 millones de km2 y puede obtener casi un millón y medio de imágenes al día. Esto implica que la plataforma de Planet dispone de unas 440 imágenes de promedio de cada ubicación de la Tierra.

Imagen del Peñon de Gibraltar de la constelación de satélites RapidEye.

A diferencia de los satélites de observación de la Tierra tradicionales, que captan sólo una fracción de la superficie terrestre cada día, Planet ha logrado disminuir el coste de los satélites, construyendo y enviando al espacio nanosatélites del tamaño de una caja de zapatos, incrementando drásticamente el número de sensores en operación. En tan solo 6 años la compañía aeroespacial ha lanzado más de 300 satélites y actualmente opera 200 satélites, lo que la convierte en la mayor constelación mundial de satélites comerciales, que captan imágenes multiespectrales de la Tierra de resolución media y alta a una escala y frecuencia sin precedentes para el mercado comercial. Esto implica la capacidad de capturar imágenes diarias de toda la superficie de la Tierra y una capacidad de monitorización mucho más profunda.

Gracias a los avances en la disciplina de Machine Learning, en particular en el reconocimiento de objetos en el campo de la visión artificial, Planet va un paso más allá y a partir de las imágenes captadas realiza  el reconocimiento de objetos que figuran en ellas. De esta forma, permite a sus usuarios consultar que hay en la Tierra (¿Cuántas casas hay en España?) y crear fuentes de información personalizadas. Por ejemplo, contar el número de barcos en un puerto, el número de contenedores de mercancías que circulan y partir de allí calcular la actividad en un cierto puerto y/o comparar con otros puertos y así ver los beneficios para la economía.

El hecho de conseguir imágenes actualizadas diariamente de cualquier lugar del planeta, y con la resolución espacial y espectral suficiente, permite identificar los fenómenos a pequeña y gran escala. Además, facilita muchos procesos como detectar la deforestaciónla toma de decisiones en actividades de inteligencia nacionalplanear el uso agrícola de la tierra o mapear desastres naturales. A través de su plataforma online, Planet proporciona a usuarios y organizaciones las herramientas clave para obtener información exacta para tomar decisiones más inteligentes y abrir así nuevos horizontes de negocio. De esta forma, Planet quiere indexar el cambio físico en la Tierra de la misma manera que Google lo hace con la información disponible en Internet.