La 8ª generación de procesadores Intel® Core™ para equipos de sobremesa se encuentra disponible para su compra a partir de hoy. Con una amplia gama de opciones de rendimiento para los consumidores, incluyendo los procesadores “K” desbloqueados en cada marca Intel Core, la 8ª generación de procesadores Intel® Core™ para equipos de sobremesa ha sido diseñada para los usuarios que requieren el máximo rendimiento: jugadores, creadores de contenidos y expertos en overclocking.

Entre los nuevos procesadores para equipos de sobremesa se incluye la 8ª generación de procesadores Intel Core i7, los mejores jamás creados por Intel para juegos en equipos de sobremesa, junto al primer procesador Intel Core i5 de 6 núcleos para equipos de sobremesa y el procesador Intel Core i3 de 4 núcleos para equipos de sobremesa. Estas unidades ofrecen mejoras de hasta el 25% en velocidad de imagen, en comparación con la 7ª generación de procesadores Intel Core, para facilitar unas experiencias más ágiles con los juegos. Los creadores de contenidos pueden esperar hasta un 65% de más velocidad en edición en comparación con un equipo de tres años de antigüedad.

Juegos vívidos, potentes y fluidos

Los jugadores disfrutarán de una experiencia de juego muy potente y fluida. En comparación con la 7ª generación de Intel Core, los jugadores podrán obtener aumentos de la tasa de refresco de hasta el 25% en los juegos más populares y exigentes, como Gears of War 4. A medida que los juegos continúan expandiéndose para incluir a públicos sociales durante la experiencia, el rendimiento de las aplicaciones mega-tarea resulta fundamental. Ahora, la combinación de juego + streaming + grabación resulta hasta 2 veces más rápida en comparación con las máquinas de hace tres años.

 Creación de contenido avanzado

Para ahorrar tiempo y crear más. La 8ª generación de la familia de procesadores sobremesa Intel Core posiciona a Intel como referente en términos de velocidad, precisión, capacidad, compatibilidad de formatos y creación y consumo de gráficos de alta calidad. Ahora es posible editar vídeos 4K de 360º fácilmente, hasta un 32% más rápido que con los productos de la anterior generación, además de editar contenido hasta un 65% más rápido que con un PC de hace 3 años.

 Mejoras de overclocking1

En el overclocking, el rendimiento resulta muy importante. La 8ª generación de procesadores Intel Core “K” desbloqueados permite alcanzar niveles de overclocking más elevados que las anteriores generaciones. Intel ha añadido nuevas capacidades para mejorar la experiencia, incluyendo overclocking por núcleo, tasa máxima de memoria de hasta 8.400 MT/s, control de latencia de memoria en tiempo real, controles de ajuste PLL extendidos, mejora de la transferencia de paquetes de alimentación y actualizaciones de las herramientas de ajuste avanzado Intel® Extreme Tuning Utility y de perfil de memoria avanzado Intel® Extreme Memory Profile.

 Plataforma mejorada

En la nueva plataforma, los nuevos chips Intel Z370 proporcionan las mejoras de alimentación necesarias para que los nuevos procesadores de 6 núcleos logren alcanzar su máximo rendimiento, así como mejoras de paquetes de alimentación para tareas de overclocking y soporte de direccionado de memoria. Los nuevos sistemas y placas base ofrecerán más de 50 diseños y podrán obtenerse a través de los principales proveedores.

Para arrancar juegos y cargar proyectos multimedia más rápidamente. Añadiendo la memoria Intel® Optane™ a un PC de sobremesa basado en la 8ª generación de procesadores Intel Core es posible acelerar la respuesta del sistema hasta 2,1 veces en comparación con un equipo de sobremesa de hace 5 años equipado únicamente con una unidad HDD.

La 8ª generación de procesadores Intel® Core™ para equipos de sobremesa se encuentra disponible junto con las nuevas placas base equipadas con el chipset Intel Z370 disponibles para todos los principales fabricantes de placas base.